2022/07

1

2

3

5

[Una taza de té, caliente por dentro, fresca por fuera]

Si bien es un diseño bonito, que se deshace de cualquier decoración inútil, la doble estructura de la taza de té impide que la superficie exterior se caliente, por muy caliente que esté el té en su interior.

El Sr. Michio Akita, que es un gran amante de los tés, quiso redondear el borde inferior de la taza para que los usuarios pudieran deshacerse fácilmente de las incrustaciones de té. A pesar de haber consultado con fabricantes de cerámica y de vidrio, la taza de té que imaginaba no se completó, y finalmente llegó a Ceramic Japan.

Con el alto nivel de tecnología de Ceramic Japan, a la que un diseñador dijo una vez en una revista que "Lo que Ceramic Japan no puede hacer no lo pueden hacer otros", el Sr. Michio Akita pudo finalmente completar la taza de té que quería.

La taza de té que es apreciada por el Sr. Akita, así como nuestro personal, es realmente una obra maestra que se completa con mucho tiempo. ¡Por favor, disfrute de un té de buen gusto con 80mm!

Teacup de la marca 80mm
https://www.shokunin.com/es/80mm/

1

2

3

4

[¿Por qué hay tapices occidentales en las carrozas del festival de Gion?]

El Festival de Gion es uno de los tres festivales más importantes de Japón y también es conocido por extranjeros de todo el mundo. Se originó hace unos 1150 años, en el periodo Heian, para ahuyentar las epidemias que asolaban la ciudad de Kioto, entonces capital de Japón, y otras partes del país. Para ello, se fabricaban 66 lanzas que simbolizaban los 66 países-regiones que componían Japón en aquella época y se rezaba por la desaparición de estas enfermedades. Con el tiempo, estas lanzas fueron sustituidas por "carrozas" de madera, en las que no se utilizan elementos metálicos para sujetar las distintas partes de ella, decorada de forma lujosa. En la actualidad existen 34 de estas carrozas, cada una con su propio nombre, significado y características. Hoy nos centraremos en cinco carrozas en particular: el Naginata hoko, el Kanko hoko, el Niwatori hoko, el Hakurakutenyama y el Koiyama. De hecho, estos tienen un punto en común bastante curioso. Estas carrozas están decoradas con tapices de origen occidental o persa. ¿Por qué en una fiesta tradicional japonesa con más de mil años de antigüedad podemos ver rastros de la cultura occidental o persa?

Parece que estos tapices empezaron a decorarse en las carrozas, alrededor del periodo Edo, es decir, entre principios del siglo XVII y mediados del XIX. Durante este periodo, se prohibió a Japón todo tipo de comercio con cualquier país del mundo, excepto Holanda. Se dice que estos tapices tan occidentales se ofrecían a la familia del Shogun que gobernaba los asuntos del país.

Además, en esta época, vemos la aparición de ricos mercaderes que viven en la ciudad de Kioto, más ricos que la propia familia del Shogun. La familia del Shogun tenía deudas monstruosas con estos comerciantes. Se dice que ésta es una de las razones por las que los tapices, que originalmente eran regalos para el Shogun, acabaron siendo entregados, quizá a cambio de las deudas, a estos ricos comerciantes.

Si observa los tapices de las carrozas mencionadas, veras que, efectivamente, los diseños distan mucho de ser japoneses y podrá saborear con gusto la mezcla de culturas.

El festival de Gion dura todo el mes de julio. Podrás ver el festival a su aire, hasta el final, cuando las carrozas hayan circulado por las calles de Kioto, donde se mezclan modernidad y tradición.

Sanjo Showroom
https://www.shokunin.com/es/showroom/sanjo.html

Referencias 
https://stressfree.site/gionmatsuri5-1135
https://www.yasaka-jinja.or.jp/event/gion/
http://www.gionmatsuri.or.jp/yamahoko/index.html

1

2

3

4

[El vino]

El castillo de Kokura, símbolo de la ciudad de Kitakyushu, aún conserva sus muros de piedra que no utilizan piedra cortada. Tadatoshi Hosokawa, el segundo señor de la finca de Kokura, gobernó en su día esta zona y produjo vino de uva japonés puro. Se cree que es la producción de vino más antigua registrada en Japón.

La materia prima utilizada para elaborar este vino era la uva de montaña llamada "garami" y la soja negra. Se cree que la soja negra, que tiene el efecto de ayudar la fermentación del "garami", que contenía poco azúcar. Este vino se utilizaba como vino medicinal para Tadatoshi, que estaba enfermo desde una edad temprana, y los registros muestran que durante cuatro años, entre 1627 y 1630, ordenó a sus sirvientes, que dominaban las técnicas de elaboración de vino medicinal importadas del extranjero, que prepararan y produjeran este vino cada año.

El vino se introdujo por primera vez en Japón en 1549, cuando el misionero portugués Francisco Javier lo trajo como ofrenda, esta bebida símbolo de la sangre de Cristo y debía beberse en el bautismo. Desde entonces, se ha importado de Europa Occidental como un valioso artículo de lujo y regalo.

Al mismo tiempo que la introducción del vino, los misioneros cristianos también introdujeron en Japón la cristalería como recipiente. Al igual que el vino, producido con tecnología importada, la cristalería ha evolucionado a su manera para adaptarse al clima y la estética japoneses. Fundada en 1899, Hirota Glass, uno de los fabricantes de vidrio más antiguos de Japón, sigue fabricando productos para la vida moderna al tiempo que mantiene la tradición de la fabricación.

Cuando entras en contacto con la historia de los objetos que te rodean, te das cuenta de que tu propia vida forma parte de una larga historia, que nos sorprende un poco.

Te invitamos a disfrutar de su bebida favorita en una copa elaborada con las técnicas y la estética que se han transmitido cuidadosamente a lo largo de la Historia.

Copa de vino de la marca Sori Yanagi de la casa Hirota Glass
https://www.shokunin.com/es/hirota/wine.html

Referencias 
https://www.kumamoto-u.ac.jp/daigakujouhou/kouhou/pressrelease/2018
https://www.alterna.co.jp/31568/
https://museum.kirinholdings.com/person/wine/01.html
http://www.takizawashoten.jp/14542923078252